Mark Carney

Mark Carney, jefe del Banco de Inglaterra, dijo que es demasiado pronto para hablar de una subida de tipos. Aún no es hora de la corrección. Según él, no hay señales pertinentes para abordar esta cuestión. En particular, las bajas tasas de crecimiento de los salarios alivian las presiones inflacionarias.

Mark Carney también señaló que no hay consenso en el Comité de Política Monetaria sobre el momento de los aumentos de los tipos de interés. Sin embargo, todos los miembros del Comité están de acuerdo en que los cambios serán graduales y limitados.

En la reunión del Comité de Política Monetaria celebrada a principios de junio, se decidió mantener el tipo clave en el 0,25 por ciento. Pero esta decisión, por primera vez en diez años, no fue unánime. Tres miembros del Comité de Política Monetaria consideraron necesario aumentar el tipo clave. El Gobernador del Banco de Inglaterra votó a favor de mantenerlo.

Mark Carney también anunció la presencia de incertidumbre. No puede predecir la reacción de la economía británica a las próximas negociaciones con Bruselas sobre la salida del país de la Unión Europea.