Mario DraghiMario Draghi, jefe del BCE, hizo un discurso en el Parlamento Europeo. Dijo que el Banco Central no tiene previsto renunciar a su intención de completar el programa de flexibilización cuantitativa para finales de este año. La decisión final sobre esta cuestión se tomará en diciembre, siempre que la tasa de inflación en la región siga aumentando.

Mario Draghi cree que a pesar de una cierta desaceleración del crecimiento económico en la zona del euro, el programa de compra de activos puede estar terminado en 2018. Actualmente, el Banco Central Europeo sigue comprando bonos por valor de 15.000 millones de euros. Las tasas de interés siguen siendo bajas.

El jefe del BCE también señaló que después del cese de las compras de activos, el banco tiene la intención de mantener un alto grado de estimulación dentro de la política monetaria existente. Los ingresos de la amortización de bonos comprados en el marco del programa de compra de activos se utilizarán para la reinversión.

Mario Draghi confía en que la economía de la eurozona se recuperará gradualmente. Una ligera desaceleración del crecimiento económico es sólo un retorno a las tasas normales de crecimiento después de un aumento significativo del PIB en 2017. Según las estadísticas, la economía de la zona del euro creció un 0,2 por ciento en el tercer trimestre después de un aumento del 0,4 por ciento en el segundo trimestre.